Como mínimo una vez en la vida, todos hemos pensado o soñado sobre iniciar nuestro propio negocio. Aún así, hay muchas ideas equivocadas sobre los emprendedores. Aquí te vamos a explicar los 12 mitos más frecuentes sobre emprendedores.

Pero primero, observemos los datos. Global Entrepreneurship Monitor analiza desde hace décadas las cifras de emprendimiento de 65 países diferentes. En su último estudio, del año 2017, estimó que había 582 millones de emprendedores en todo el mundo.

En España, las cifras fueron golpeadas por la crisis económica, pero vuelven a crecer. Además, de forma paritaria, ya que es el país europeo en el que las tasas de emprendimiento son más similares entre hombres y mujeres.

Ser un emprendedor no es fácil. Requiere dedicación y la voluntad de aprender de los errores. A pesar de esto, hay muchas falsas creencias sobre el mundo de los emprendedores. Por ejemplo, el primer mito de nuestra lista es que para ser emprendedor debes decir adiós a tu vida personal.

Desmontando los 12 mitos más frecuentes sobre emprendedores

1. Los emprendedores no tienen vida personal

Nos han explicado una y otra vez que la gente de negocios tiene que sacrificar su vida para seguir sus sueños como emprendedor. Normalmente, esto se ha interpretado como una insinuación de que los emprendedores deben renunciar a su vida personal.

Sin embargo, el balance vida-trabajo es una cuestión tan importante como para cualquier otro trabajador. Reduce el riesgo de desgaste laboral, aumenta la productividad y es bueno para nuestra salud. Los emprendedores con más éxito saben cuándo parar y tienen habilidades para saber qué priorizar, cuándo delegar y cómo calendarizar sus labores.

2. Los emprendedores de verdad no abandonan

Este es probablemente uno de los mitos más famosos sobre la cultura de trabajo. Y aun así, el mundo de los negocios está lleno de ejemplos de gente que ha abandonado su trabajo y se ha beneficiado de ello. En uno de sus discursos más populares de Steve Jobs, el que realizó en Stanford en el año 2005, habló de cómo fue despedido de su propia empresa.

“No lo sentí en ese momento, pero resultó que ser despedido de Apple fue la mejor cosa que me podría haber pasado jamás. El peso del éxito fue sustituido por la sensación de empezar de cero de nuevo, con menos presión, sobre todo. Me liberó para entrar en uno de los periodos más creativos de mi vida”

3. La gente de negocios no tiene jefe

Como bien dijo el poeta John Donne “ningún hombre es una isla”. Es verdad que, si inicias tu negocio, tú serás tu propio jefe. Pero aun así, esto no quiere decir que seas completamente independiente. Los emprendedores, igual que el resto del mundo, necesitan establecer conexiones si quieren que su negocio funcione.

Por ejemplo, los negocios pequeños requieren del boca a boca para seguir prosperando. Hace falta cuidar a los clientes y asegurarse de que estén contentos. Porque un cliente contento se convertirá en alguien que recomienda tu negocio a otra gente.

4. Para emprender hay que ser rico

Como muchas cosas en la vida, el emprendimiento no es blanco o negro. Algunos emprendedores han conseguido hacerse ricos. Un estudio del banco suizo Julius 7 de las 10 mayores fortunas en Europa se habían hecho a sí mismas. Pero otros no han conseguido llegar a ese estatus.

Hay millonarios que empezaron desde 0. Por ejemplo, como muchos saben gracias a esta foto viral, Jeff Bezos creó Amazon en un garaje. Como en el caso de Bezos, hay miles de emprendedores que empezaron de la nada -o muy cerca de ella- y consiguieron grandes resultados.

5. La clave del éxito es creer lo suficiente en ello

Nos gustaría que fuera cierto, pero creer en algo no hace que vaya a ocurrir automáticamente. Solo 2 de cada 10 empresas de media sobreviven al quinto año, no porque no crean en ellos lo suficiente, sino por errores comunes. Como, por ejemplo, que no haya un mercado para los servicios o productos que ofrecen.

La lección es que los negocios requieren de algo más que perseverancia. Necesita trabajo duro, la capacidad de comprender tus objetivos, aprender de los errores y la voluntad de innovar cada día. Estos son algunos de los pasos básicos para tener una oportunidad para tener éxito.

6. Los emprendedores toman enormes riesgos

El mito dice que la gente de negocios es adicta a tomar riesgos, pero en realidad la gente con más éxito del mundo es buena calculando riesgos.

El caso personal de Bill Gates, destacado por mucha gente, es algo más compleja que la leyenda emprendedora que se nos suele explicar. Bill Gates dejó sus estudios en Harvard, pero lo hizo cuando era relativamente seguro hacerlo.

Empezó a vender su software y pidió una excedencia, que fue aprobada por la universidad. Fue tras su éxito inicial cuando decidió dejar los estudios y centrarse en su negocio.

7. Los emprendedores solo piensan en el dinero

El dinero puede ser uno de los principales motivos por los que alguien inicia su negocio, pero normalmente los emprendedores no lo hacen solo por hacerse ricos.

Por ejemplo, como explica nuestro e-book ‘Rompiendo el techo de cristal: las mujeres en el espacio laboral en 2020’, más de 163 millones de mujeres en todo el mundo han empezado un negocio desde 2014. Los hacen por diferentes razones, especialmente para perseguir su pasión (48%), obtener independencia económica (43%) y para tener más flexibilidad (41%).

8. No hay negocio sin una idea única

Hay miles de negocios en el mundo que se basan en la misma idea, pero es la forma de ejecutarla la que los diferencia. Por ejemplo, McDonald’s y Burger King. Ambas son cadenas de comida rápida, pero cada una de ellas comunica su producto de forma diferente.

El mismo concepto se puede aplicar a otros sectores. Muchos negocios ofrecen el mismo producto, pero varían en la estrategia de marketing o en la experiencia del usuario, entre otros factores.

9. Hay un secreto para el éxito

La verdad sea dicha, no hay ningún secreto, es el mismo cuento de siempre. Trabaja duro en tu idea, no tengas miedo a fallar y recuerda que los emprendedores más exitosos se equivocaron inicialmente. Como emprendedor, tienes que aprender de tus errores y encontrar la forma de sobreponerse a ellos.

Si no sabes cómo hacerlo, puedes aprender de Lamine Sarr, creador de la marca Top Manta, que explica cómo se ideó la marca tras fundar en Barcelona el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes- “Pensamos en sacar una marca de zapatillas, pero al no tener medios empezamos con cinco camisetas”, recuerda Sarr en una entrevista. Ahora cuentan con un taller que emplea a 25 personas.

10. Los emprendedores deberían confiar siempre en su instinto

No hay nada malo en hacerle caso a tu instinto y el mundo de los negocios está lleno de ricos emprendedores que consiguieron la fama por confiar en su intuición a pesar de lo que otros creyeran.

Aun así, la realidad es mucho más compleja. Es fundamental escuchar a los clientes y valorar el feedback constructivo. Siempre hay una manera de mejorar y, en ocasiones, lo que creemos que es una genialidad no es una idea tan brillante.

11. Tienes que ser joven e incansable para ser un emprendedor

La gente joven tiene, sin lugar a dudas, muchas más ventajas a la hora de iniciar su propio proyecto. Están más dispuestos a asumir riesgos y tienen las habilidades digitales necesarias para desarrollar un negocio. Adicionalmente, los gobiernos suelen desarrollar más políticas para incentivar a los jóvenes a emprender.

Esta tendencia se confirma con el último informe Young Business Talents entre universitarios españoles, del año 2020, en el que el 27% de los jóvenes mostraron su intención de emprender. Situándose esta opción por encima de la de trabajar como funcionario o en la empresa privada y siendo superior a la del resto de tramos de edad.

Pero, aun así, el mismo informe habla menciona otro concepto como principal forma de disminuir el fracaso de un proyecto, la experiencia. El índice de fracaso es del 56% entre los emprendedores que inician su primer proyecto, reduciéndose hasta el 12% entre los que ya han creado tres negocios y al 8% entre los que lo han hecho en cuatro ocasiones.

12. Los emprendedores nacen, no se hacen

Falso, en el caso de las soft skills, puedes aprender a iniciar tu propio negocio o a convertirte en un líder. Si eres uno de nuestros estudiantes internacionales, sabes exactamente lo que ofrecemos en BEBS. Si no eres parte de nuestra familia internacional, puedes consultar toda la información relevante en nuestros programas aquí.

Hemos desmontado 12 mitos frecuentes sobre emprendedores. Ahora es tu momento de ponerlos en práctica e iniciar tu viaje como emprendedor. Nos puedes seguir en nuestras redes sociales para recibir más información sobre el mundo de los negocios.