La búsqueda de la felicidad

Si ocupas un cargo directivo o quieres ser un verdadero líder, te podría ser útil descubrir los 3 secretos para fomentar la felicidad en el lugar de trabajo.

La búsqueda de la felicidad es lo que nos mueve y nos guía a lo largo de todos los cambios en nuestra vida, como por ejemplo empezar una nueva relación o acabar una que no funciona, cambiar de ciudad u encontrar un trabajo que hace que la vida merezca la pena.

En Europa, pasamos una media de 37 horas a la semana trabajado, y en España este numero alcanza las 40 horas. Surge normal preguntarse porqué deberíamos pasar nuestro tiempo siendo infelices en el trabajo. Además, los estudios nos muestran dos cosas:

A) De acuerdo con un estudio de la firma mundial de personal Robert Half, la mitad de las personas entrevistadas había dejado un trabajo por culpa de un mal jefe. Esto se aplica sobretodo en el caso de los empleados más jóvenes, que están menos dispuestos a aguantar una mala conducta.

B) Hay una correlación estricta entre felicidad y productividad en el lugar de trabajo, dado que los trabajadores son un 13% más productivos cuando felices.

Tomando esta información en cuenta, resulta evidente que cada líder debería aprender los 3 secretos para fomentar la felicidad en el lugar de trabajo. Los hemos analizado para ti: motivación de los empleados, retención de talentos y gestión de cambios.

1) Motivación de los empleados

La motivación de los empleados se refiere al nivel de satisfacción laboral de los trabajadores, a sus lealtad hacía la organización y voluntad de poner un esfuerzo extra para alcanzar los objetivos de la empresa. La motivación está muy conectada con los niveles de producción, y de acuerdo con los estudios, los empleados con motivación tienen un 87% menos de probabilidades de dejar el puesto de trabajo a respeto de los empleados con poca motivación. Después de un año de análisis, Deloitte ha llegado a la conclusión que hay 5 factores principales a la hora de crear un lugar de trabajo irresistible. Estos son: un trabajo significativo, un personal directivo de apoyo, un lugar de trabajo sano, oportunidades de crecimiento y confianza en los líderes. Está claro entonces que el equipo directivo juega un papel principal a la hora de crear y fomentar un ambiente de trabajo sano, en el cual se proporcione un sentido de propósito en los empleados. Además, los líderes pueden tomar decisiones que fomenten un enfoque humanista de las empresas o un entorno de trabajo flexible.

Ejemplo:

Full Contact

Para muchos, Full Contact es el ambiente de trabajo de sus sueños. La organización paga a sus empleados una vacaciones pagadas “pagadas” del valor de $7,500. El equipo directivo de la empresa se dio cuenta que los empleados eran más felices y productivos después de vacaciones de verdad. Por esta razón la única regla durante estas vacaciones es no contestar a llamadas o correos de trabajo. Seguramente es una manera muy inteligente para aumentar la felicidad y lealtad de los empleados. ¿Quien dejaría un puesto de trabajo así?

2) Retención de talentos

Los empleados talentosos son más eficientes y, generalmente, llevan a cabo sus tareas mejor que el resto de los empleados. Sin embargo, no son necesariamente los más apasionados de su trabajo y menos los mas leales. De acuerdo con un estudio publicado en la prestigiosa revista Harvard Business Review “el 12% de los empleados de alto potencial han declarado ser en búsqueda activa de trabajo”. Los directivos tienen el poder y la responsabilidad de crear programas y desarrollar iniciativas que puedan retener los empleados talentosos. A primera vista, se podría pensar que los empleados de alto potencial quieran recompensas salariales u otro tipo de benefits económicos para estar satisfechos con su trabajo. En realidad, de acuerdo con McKinsey este tipo de empleados quiere una de estas tres cosas: líderes que los puedan empoderar, una organización con un ambiente laboral excelente o un trabajo con impacto. Se deduce entonces, que para retener talentos es necesario reforzar las tres areas ahora mencionadas.

Ejemplo:

Shell

Shell tiene uno de los mejores programas para retener los talentos. Esta organización se ha enfocado en el desarrollo profesional de sus empleados de alto rendimiento nombrando a stewards encargados de la trayectoria profesional de los empleados. Da cuenta de ello Harvard Business Review “Los stewards se encuentran regularmente con los lideres emergentes para ayudarles en establecer expectativas de carrera realistas y asegurarse que están obteniendo las oportunidades de desarrollo adecuadas. Estos encuentros son también una oportunidad para evaluar en nivel de compromiso de los empleados y entender que cambios aportar.

3) Gestión de cambios.

Directores y ejecutivos juegan un papel fundamental en la gestión de cambios. Es fundamental comunicar de manera eficaz, empleando a personas especializadas en liderar la transformación y definir los objetivos para aportar cambios sin intimidar a los empleados. La mayoría de las personas son muy cautelosos con los cambios, de acuerdo con un estudio el 62% de los empleados no quieren salir de su zona de confort.

Sin embargo, los cambios son inevitables, especialmente en el mundo de hoy. Las personas deberían considerar los cambios como oportunidades para aportar mejoras al entorno laboral.

Por ejemplo, la pandemia causada por la COVID-19 nos ha demostrado que es posible repensar como trabajamos sin perder en productividad. Las empresas están experimentado diferentes modelos que puedan combinar los beneficios del trabajo en oficina con los aspectos positivos del trabajo en remoto. La flexibilidad, el desarrollo de nuevas tecnologías y momentos virtuales para el intercambio de ideas son todos instrumentos eficaces para una transición a la “nueva normalidad”.

Ejemplo:

British Airways

Cuando en el 1981 Jhon King fue nombrado presidente de la compañía aérea British Airways, la organización estaba enfrentando un momento de crisis: era ineficiente y había un mal gasto de recursos. King utilizó sus dotes de comunicación y liderazgo para orientar a los empleados a través de cambios. Eliminó las rutas no rentables, compró una flota de aviones modernos y contrató a un nuevo equipo para fomentar una cultura orientada al cliente.

¿Y ahora qué?

La motivación de los empleados, retención de talentos y gestión de cambios son los 3 secretos para fomentar la felicidad en en el lugar de trabajo.

Un entorno laboral feliz incrementará la productividad. Cuando las personas trabajan en un ambiente saludable y significativo, se vuelven leales a la empresa. U en otras palabras, darán lo mejor de sí mismos y raramente dejarán la organización.

Te hemos proporcionado lo básico, pero si estás interesado en dominar el arte de fomentar la felicidad en el lugar de trabajo, te aconsejamos de echar un vistazo a nuestro MBA en Liderazgo y Gestión del Talento o en nuestro Postgrado en Gestión de Talento y Liderazgo.